miércoles, 22 de junio de 2011

Lonely concert~♥

Inspiró profundamente y lo sostuvo un momento... aquí el incesante zumbido de las fans se atenuaba.. el aire entre las hojas lo relajaba... estaba solo... expiró lentamente abriendo los ojos poco a poco... verde... todo era verde y azul... Clanc!

Clanc! Clanc! La fina púa despertó veloz las cuerdas arrancando desagradables crujidos metálicos sin sentido, ahí no habían cables, ni amplificador, ni mesa de sonido, Tsubasa no los necesitaba, las notas sonaban en su cabeza a medida que sus dedos paseaban veloces por el mástil. Clanc! Clanc!

Su larga melena había cobrado vida, se agitaba, botaba y cambiaba de sentido al ritmo desenfrenado de sus movimientos, en peluquería lo matarían, pero eso no importa cuando eres una estrella, además estaba demasiado nervioso para pensar en ello. Faltaba casi media hora para el concierto y ahí estaba él, saltando y jugando con la guitarra en medio de un parque sin siquiera uno de esos gorilas que solían acompañar a todo el grupo o haber avisado a nadie, y así perdido en su mundo interior estaba totalmente a merced de cualquier fan o secuestrador. Pero hacía ya mucho que el tímido guitarrista no tenía miedo, a pesar de su pobre constitución y menor fuerza física sabía perfectamente que nadie podía tocarlo, tenía un macabro secreto... algo que destrozaría cualquier amenaza antes aún que pudiera acercarsele, y curiosamente también a lo único que podía temer...

Clanc... Clanc! Clanc!

De la misma forma aquello también era la causa de su nerviosismo... ¡Siempre igual! El publico no le afectaba lo más mínimo, al contrario, toda aquella masa agitada y deseante lo exaltaba sacando toda su fuerza interior, transformándolo y haciendo surgir al personaje, le encantaba... No... no era eso lo que le preocupaba, era algo... algo... si fallaba ellos ni siquiera lo apreciarían ¿Que era una simple nota perdida entre todo aquel fragor? No... era algo mucho más afilado... más cruel...

-Has vuelto a fallar... -indicó aquella voz burlona con toda su hinchada arrogancia.

Tsubasa lo ignoró casi sintiendo en su piel la afilada sonrisa del vampiro.

-Así que solo pensar en mi te pongo nervioso...

-Vete a la mierda! -exclamó Tsubasa algo más histérico de lo que le habría gustado.

Era algo que disfrutaba jugando con él...
y él... él... Tsubasa se giró subiendo la mirada sumisamente hasta sus ojos granates, como siempre en ellos solo había aquella superioridad hiriente, lo odiaba... Suspiró rindiéndose a si mismo, sí, lo odiaba, pero no podía vivir sin él...

-Anda vamos... toda esa gente ha venido por ti -colgándose la guitarra dio la espalda al vampiro y empezó a andar sin esperarlo.

-Eso de que no puedes vivir sin mi me ha llegado...

Las mejillas de Tsubasa enrojecieron de golpe haciéndolo sentirlas como un tizón ardiente... antes de reparar en ello ya estaba hundiendo los dedos en la hierba.

-Sal de mi mente cabronazo! -le imprecó al vampiro mientras este esquivaba un notable terrón de tierra húmeda y herbosa, iba a haber guerra...



Mientras, en algún lugar del backstage, a cinco minutos para empezar el concierto, un bajista y un batería animaban a un manajer a no suicidarse...





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada